Ads (728x90)




Víctor Grao (@VictorGrao)

Peñarol quedó fuera de la Copa Sudamericana tras vencer 2-1 a Estudiantes La Plata, pero perder en penales 1-3. El conjunto uruguayo jugó un excelente partido, pero tuvo fallas o ciertas situaciones que de haberlas realizado con mayor precisión o de manera más constante hubiese tenido mayor peligrosidad en el área argentina.

Luego del primer tanto conseguido por Viera cerca del minuto 20, Peñarol tomó el control del partido, pero no conseguía remates con ocasiones claras de gol. Tuvo una de Zalayeta que no concretó, un disparo de media distancia de “Japo” Rodríguez y, el gol de Jonathan Rodríguez cerca del final de la primera mitad.

La clave de las llegadas de los Manyas

No es ningún secreto que “Japo” Rodríguez sea el cerebro del equipo de Fossati. El “10” lleva los compases del partido, por lo que desaparecerse es letal para su club.

Peñarol cuando atacaba por las bandas llegaba con suma peligrosidad. Cuando “Japo” o Pacheco tomaban el esférico en ¾ de cancha y filtraban balones a Silva o Diogo, las llegadas a la raya final eran seguras. Acá un ejemplo de ello:



En la imagen se ve claramente reflejado lo anteriormente comentado. “Japo” aparece, descarga con Zalayeta y este filtra el balón en la proyección de Diogo. ¿Resultado? Llegada a la raya final y lateral, pero en 3 toques se creó peligro, jugando por las bandas.

 –Escuchar con sonido el video –



En el video se escucha lo que debía hacer Peñarol. Si bien lo hizo, no formó parte de una constante. “Japo” recibió en la mitad de la cancha, abrió para Silva y Pacheco hace la diagonal para entrar en el área. ¿Resultado? Un córner.

Así llegó el segundo gol de Peñarol. 2 contra 1 en la banda, centro atrás y gol de Rodríguez.

¿Por qué jugar por las bandas?

La defensa de Estudiantes jugaba cerrada, pensando en la marcación de Marcelo Zalayeta y Jonathan Rodríguez, dejando en libertad a las bandas. Cuando se combinaba Japo con Diogo o Pacheco con Silva, se creaba peligro real.

Suéltala Jonathan

El pivoteo de Jonathan Rodríguez debe ser de los mejores del fútbol uruguayo, pero abusa. Tan solo en la primera mitad, el delantero aurinegro perdió 3 balones cerca del área rival con posibilidades reales de hacer un pase, descargar con un compañero y aparecer en otra zona de la cancha. En la imagen se observa:


Jonathan Rodríguez tenía una clara opción con Zalayeta, pero en vez de tocarla, perdió el balón. 

Buen partido en líneas generales

Peñarol hizo un buen partido en líneas generales, quizás la suerte no corrió de su lado, fue superior, pero los pequeños detalles son los que marcan la diferencia. En este análisis se reflejan esas distinciones, que, si se hubiesen hecho constantemente los resultados posiblemente hubiesen cambiado. 

Publicar un comentario