Ads (728x90)



Luis Ortega (@Luisger94)


Lluvia, barro y un pésimo terreno de juego fueron los protagonistas de un partido en el que Deportivo La Guaira se llevó 3 puntos más que son de oro. Los dirigidos por el profe Leonardo González apostaron por su regular 4-4-2, que junto a un gran trabajo de Franklin Lucena, les fue suficiente para llevarse el partido por la mínima diferencia.

Los primeros 75 minutos del encuentro fueron de balonazos de lado y lado (necesarios por la condición del terreno de juego). Sin embargo, el buen funcionamiento de la línea defensiva del equipo local, le dio el control del partido a La Guaira.

Defensivamente, el 4-4-2 del equipo local era claro. Lucena cortaba la mayoría de los avances del equipo barinés y siempre sobraba como último defensor. Cuando los laterales guairistas no lograban terminar el ataque rival, el capitán siempre llegaba al corte en las bandas. Se notaba fácilmente como era él, el responsable de mantener el orden defensivo, con un gran trabajo de movilidad y lectura de juego. La defensa solo se vio superada algunas veces por desbordes de Jhon Murillo y el panameño Luis Ovalle que ganaban la línea de fondo y lanzaban centros al área de Renny Vega, pero sin ningún peligro letal.

Al momento de atacar, el defensa central del equipo local también era el gran protagonista. Cuando lograba tener dominio del balón, levantaba la cabeza y lanzaba pases aéreos que buscaban a Imanol Iriberri. Al mismo tiempo, los laterales locales desbordaban para ejercer presión y, si se daba el caso, pelear por una posible segunda pelota después de algún corte defensivo del equipo zamorano. Las pocas veces que se lograba salir con la pelota en los pies por medio de varios pases cortos, se buscaba a Peñaranda, que jugó por ambas bandas de la cancha en el transcurso del partido. El delantero lograba con su gran dominio de pelota y juego individual sacarse rivales fácilmente, ayudado del mal estado del campo de juego.

En el minuto 75, Imanol Iriberri se encontró con una pelota a nivel del punto penal, la cual envió al fondo de la red con una definición perfectamente ejecutada, y así poner el 1-0 en el marcador que luego le daría el triunfo al Deportivo La Guaira como local frente al Zamora.

Después del gol, el equipo local intentó cambiar su estilo de juego y lograr más tenencia de la pelota. Se trataba de salir en bloque con pases cortos (tomando en cuenta que ya la cancha estaba un poco más seca). Con esto, lograron consumir los minutos teniendo la posesión de la esférica, logrando así una victoria merecida con un fútbol muy bien elaborado al tener en cuenta el pésimo estado del terreno de juego.

Con este resultado el Deportivo La Guaira logra seguir con un excelente inicio de torneo, que lo mantiene entre los mejores equipos del campeonato. Un equipo que trabaja el toque rápido de la pelota y la tenencia de ésta, para mostrar un fútbol muy eficiente que les está dando como resultado grandes cosas.


Publicar un comentario