Ads (728x90)




Guillermo Morales

El triunfo fue para el pentacampeón del mundo que superó 2 a 0 a la Argentina con goles de Diego Tardelli, uno en cada tiempo. De esta manera el seleccionado dirigido por Dunga se queda con la tercera edición del superclásico de las américas.

Argentina tuvo un gran comienzo de partido, unos primeros quince minutos a puro juego, con llegadas, incluso con penal no cobrado por el árbitro chino, después el partido se emparejó y con el resultado a favor fue Brasil quien mejor se paró en la cancha y aprovechó los espacios que concedió Argentina, además contó con un Neymar imparable para todos los jugadores de la selección que continuamente recurrieron a las faltas para detenerlo. Por el lado argentino no hubo ninguna gran actuación, si hubo rendimientos que estuvieron por debajo de lo esperado.

Por el lado de los dirigidos por Martino hay varias cosas para analizar, primero la posición de Messi perdido en el costado derecho, sin entrar casi en juego, marcado por los rivales y la raya, en ese lugar de la cancha pierde peligro y pierde peso en el juego, además la selección pierde desborde. Al primer tiempo de Lio hay que agregarle el penal fallado. En el segundo tiempo, si tirado por el medio, haciéndose eje del juego, llevando peligro, juntándose para tocar, igual terminó redondeando un flojo partido, aunque queda claro que por afuera se lo desperdicia.

El siguiente punto a mirar es Agüero, o la posición de éste. Según Martino, tanto Higuain como Agüero son 9 y pelean por ese lugar en la cancha. Pero acá es donde disiento con el tata, ya que el Kun no es 9 toda su carrera y sus mejores momentos fueron acompañando a un referente de área. Lo era Frutos en Independiente, Forlan en Atlético de Madrid, Dzeko en el City o Higuain en la selección, cada vez que le tocó ser la única referencia en ataque terminó desentonando, además de hoy estar extremadamente dubitativo en lugares donde no suele estarlo. Para ser referencia Agüero no puede ser ni siquiera una alternativa.

El lugar de Di Maria es otra cuestión, siempre con sacrificio, siendo el más importante de la selección pero jugando como interno por izquierda termina pensando menos que yendo por fuera, sus capacidades y su momento lo convierten en el mejor, aunque hoy fue claramente de mayor a menor.

La defensa volvió a mostrar viejos problemas, siempre llegando tarde y dando espacios para que un seleccionado como el brasileño se haga una verdadera fiesta. Las dudas de siempre de Romero en el arco, le hacen goles de cabeza dentro del área chica y su falta de continuidad parecen empezar a complicarle la titularidad. En defensa del arquero está que al mundial llegó casi sin partidos e igualmente tuvo una muy buena actuación.
Habrá que empezar a prestar más atención a Biglia, quien con su ausencia demostró lo importante que es en esta selección y sobre todo con este tipo de planteos donde son pocos los que marcan.

Argentina jugó mal, y hay mucho para ver, jugadores directos, rápidos, que van como flechas para adelante no suelen ser afectos a la posesión que trata de imponer Martino, tal vez habría que pensar en jugadores de más control de pelota como lo puede ser Pastore para acompañar en la tenencia a jugadores que pueden hacerlo pero que no es su característica principal como lo son Messi y Di Maria. Seguramente Tevez entrará en la próxima convocatoria y pueda aportar algo más al equipo y se vendrá también alguna renovación en defensa imaginamos.

Pasó otro superclásico de las Américas, el tercero ya con todos triunfos para Brasil, aunque este es el primero que se juega a un partido y con las selecciones clase "A", ya que los anteriores se jugaron con los jugadores de las ligas locales.


Extraído de http://deportepensado.blogspot.co.uk/2014/10/un-floja-argentina-perdio-con-brasil.html

Publicar un comentario