Ads (728x90)


Luis Ortega (@LuisOrtegaVzla)

Noche de goles, pero que dejó un sabor amargo para ambos equipos en el Omnilife. Y es que, en el empate 3-3 entre las Chivas de Guadalajara y los Xolos de Tijuana,  se vivieron muchos goles pero que a los dos equipos los dejó con ganas de más. Las Chivas venían con una necesidad urgente de conseguir la victoria, y a los Xolos se les escapó el partido de las manos en el último minuto del encuentro.

Los de Tijuana jugaron a distintas cosas durante el partido y, esos cambios, tanto buenos como malos, se notaron principalmente al momento de defender. Empezaron excelente, después cayeron en el desorden y al final pudieron recuperar un poco el nivel. Y es que en resumidas cuentas los Xolos de Tijuana mostraron un correcto partido en condición de visitante.

Primeros minutos del partido y las dos líneas de 4.

Los dirigidos por el profesor Daniel Guzmán salieron al partido con un claro 4-4-2. Los Xolos se plantaron muy bien defensivamente con dos líneas de 4, se movían en bloque al momento de defender. Los dos delanteros hacían una especie de sombra para molestar un poco la salida de Chivas, pero sin mayor presión. Cuando los de Guadalajara cruzaban la línea medular entraba en acción la primera línea de 4. Arango, Güemez, Pellerano y Ruiz se movían de forma conjunta, y con la ayuda de Moreno, o Benedetto algunas veces, lograban rodear con hasta 4 hombres al jugador que tuviese la posesión por parte de Chivas.  La segunda línea de 4 esperaba más atrás y se encargaba de marcar a las posibles opciones de pase.

Aquí se puede observar como Arango se cierra, uno de los volantes centrales va a la marca y el otro acompaña y Moreno baja para lograr una especie de rombo alrededor del jugador de Guadalajara.



Los Xolos comenzarían ganando. Al minuto 24, Arango decide ir a presionar una muy mala salida de la defensa local, logra robar la pelota, y queda mano a mano contra el guardameta Rodríguez. El venezolano de manera inteligente observa a Moreno a su derecha y le pasa la pelota para que éste defina, logrando así el 0-1.

Desconcentración en la defensa y la pelota parada: los dos goles de Chivas.

La oncena de Daniel Guzmán se notaba cómoda en el campo, y mucho más después de lograr el gol a favor. Pero no todo iba a ser alegría para los de Tijuana. La defensa se durmió en dos ocasiones en las que Chivas optó por el juego aéreo, que al final se traducirían en 2 goles de las Chivas. Y es que en esos pequeños errores estuvo la razón para que los Xolos se fueran al descanso perdiendo 2-1.
La primera, un desborde por la banda izquierda que llevó a la defensa al error. Los 4 del fondo deciden seguir la pelota y cerrarse hacia esa banda (la derecha de la defensa), dejando así el otro costado descubierto, donde caería el centro para que de ahí con un pase de cabeza llegara la pelota al delantero Bravo de Chivas, quien pondría el empate en el marcador.


Se nota claramente como la defensa descuida el otro extremo del área y llega un jugador sin marca a cabecear.




El segundo llegaría por una jugada a balón parado. Otro error defensivo para los de Tijuana, que al momento en que la pelota llega a su destino hay hasta 5 jugadores de ataque por delante de la defensa y de frente a la portería que protegía Saucedo.



Los jugadores se irían al descanso con un marcador favorable a las Chivas de Guadalajara de 2-1.

Segunda Mitad.

Chivas regresó al terreno un poco más ordenado, mientras que Xolos se notaba más apagado. Pero tras una excelente jugada, y algo de fortuna por parte de Benedetto, después de quitarse a dos rivales dentro del área, se la cede a Moreno que volvería a definir al marco para colocar el empate.

La posesión de Xolos.

Luego de conseguir el empate, Guzmán optó porque su equipo moviera más la pelota. Para ello colocó a Arango como volante por el medio, dándole así más visión y salida limpia al equipo. Con la esférica ahora en los pies de Xolos, lograrían conseguir un tiro de esquina. Arango la colgaría de manera precisa para que Benedetto la empujara con un gran golpe de cabeza. El venezolano lograba su segunda asistencia de la noche y Benedetto ponía a su equipo arriba en el marcador.

Final amargo para Tijuana.

Transcurrían los minutos y Xolos ya celebraba prácticamente la victoria. Pero un descuido defensivo y un gran centro frontal al área de Tijuana se convertirían en el empate para Chivas al minuto 93. Concluía el encuentro en Guadalajara y ambos equipo se llevaban un solo punto.

¿Por qué Xolos no ganó? ¿Qué hay que mejorar?

En pocas palabras, Xolos tuvo un buen partido. Sin embargo, pequeños detalles defensivos le costaron los tres goles que le impedirían la victoria. La línea defensiva se quedaba en inferioridad numérica y los balones aéreos eran una pesadilla para los de Tijuana, y por ésta misma inferioridad o falta de marca llegaron los 3 tantos de Chivas.

Se puede observar cómo tan sólo dos defensores quedan para pelear la pelota aérea contra 3 jugadores ofensivos.






A fin de cuentas, los errores de Xolos y los goles de Chivas fueron por detalles puntuales. Mejorar la concentración y movilidad de la última línea defensiva es vital para que los Xolos de Tijuana tengan un buen papel en lo que queda de temporada.

Publicar un comentario